MISIÓN LUMÍNICA

"Misión Lumínica" es una agrupación amorosa de personas, sirviendo a la Luz, sin distinción de raza, sexo, edad, ideología, nacionalidad o religión; apoya la unión de todos los Seres Humanos entre sí y con los Hermanos del Cosmos.
Así nos definíamos allá por el año 1994, cuando empezábamos a darnos a conocer al público un grupo que desde cierto tiempo atrás veníamos reuniéndonos para analizar los problemas del mundo actual y buscar soluciones positivas.
El nombre que al principio habíamos usado para el grupo fue Misión Blanca: Misión, porque sentíamos que habíamos encontrado un mensaje y una tarea, y Blanca, por el color de la Luz pura, aquella que - como símbolo de la Conciencia Plena - era nuestro ideal. Luego cambiamos el nombre, de Misión Blanca a Misión Lumínica, porque - aunque jamás estuvo en nuestros pensamientos - queríamos evitar la posibilidad de que aquél primer nombre pudiera ser identificado con solo una raza. Realmente en nuestros corazones, todas las razas son una sola: la de la Humanidad.
El grupo fue creciendo, y entre los numerosos asistentes fueron apareciendo quienes "canalizaban" mensajes de seres existentes en otras dimensiones o en lejanos lugares del Universo. Así, entre nosotros, y con enorme sorpresa cuando ocurrió, comenzamos a establecer comunicación telepática y psicográfica con seres extraterrestres ( E.T.s) que, según decían, eran provenientes de otros planetas del Cosmos Infinito. El diálogo con ellos era fluido.
Sabíamos que el tema de la recepción de mensajes canalizados - el "channeling" - estaba extendiéndose en todo el mundo: numerosas publicaciones serias lo atestiguaban, provenientes de diferentes países.
Diversos nombres se utilizaban para identificar al que hacía el contacto: sensitivo, canal, médium, puente, contactado, etc.
Por supuesto que, como en toda actividad humana, había que separar la paja del trigo, y algunos mensajes podrían provenir simplemente de la mente inconsciente del que los recibía. Pero muchos, la gran mayoría, parecían muy serios.
Nos sorprendía la gran cantidad de personas que, individualmente o en pequeños grupos, estaban realizando canalizaciones, muchas de ellas aparentemente con E.T.s.
Coincidentes mensajes recibidos por quienes pertenecían a diversas "misiones de contacto", e incluso, en reiteradas oportunidades, en los mensajes se daban fechas, horas y lugares de futuros encuentros, y las personas que acudían a esas citas prefijadas tenían avistamientos de ovnis en el cielo (hoy podríamos llamarlas - sin duda - naves extraterrestres) y otros fenómenos: aparición de E.T.s, puertas dimensionales, recepción de cristales, etc.
En nuestros grupos empezamos - como decíamos- a establecer comunicación con maestros espirituales, espíritus de luz, ángeles, espíritus errantes, otros seres, y también con E.T.s.
Algunos los confirmamos con avistamientos, o con encuentros o sucesos muy diversos.
Y así, poco a poco, fuimos impactándonos con los datos que nos daban: anuncios de cosas que nos pasarían en nuestras vidas cotidianas, y que luego ocurrían realmente; profecías sobre aconteceres del mundo y que se cumplían tal cual nos lo decían; revelaciones de cómo habían sido ciertos hechos de la historia humana, antigua o actual, y que parecían estar mucho más cerca de la verdad que los relatos previos conocidos; y sobre todo - y esto era lo más sorprendente y fascinante - el descubrimiento, para nosotros, de que existía una fluida y continua comunicación entre las diferentes civilizaciones del cosmos, y que la de la Tierra estaba entre ellas.
De sorpresa en sorpresa fuimos recibiendo una cantidad gigantesca de conocimientos, datos, confirmaciones y aclaraciones a preguntas que hacíamos sobre los más variados temas.
Poco a poco fue estableciéndose así una confianza cada vez mayor entre nosotros y aquellos seres del espacio, que con conciencia mucho más abierta y desarrollada que la humana, y sobre todo con su benevolencia y tolerancia, nos fueron enseñando muchas cosas y dando pruebas de su amor y sabiduría, para con nosotros. Con esos seres de Luz, porque siguen -voluntariamente y libremente- lo que Dios propone, profundizamos los contactos, ya que vibraban armónicamente con nuestro espíritu; y con su cercanía aprendimos a reconocer nuestros errores y nuestros aciertos, y crecer interiormente más y más, valorando más lo que emergía de nuestros corazones que lo que resultaba del frío razonamiento de nuestras mentes.
Pero en algunas ocasiones, por ciertas circunstancias como ayudar a algunas personas a liberarse de entidades negativas, también nos hemos comunicado con seres de las Sombras (ellos se autodenominan del "Nuevo Orden", porque no aceptan el Orden o Plan que Dios propuso y crearon otro, apartándose de Dios), y de esas experiencias -muy fuertes a veces- aprendimos mucho, sobre todo a valorar más lo que es la Luz y los valores que en ella se asientan: Solidaridad, Libre Albedrío, Amor, Paz, Libertad, Verdad, Humildad, Ternura, Sensibilidad, Compromiso y Ayuda a los más necesitados, Justicia, Respeto, Espiritualidad, Cooperación, Vida Comunitaria. Los seres del Nuevo Orden predican lo contrario a todo esto.

Aquellos hermanos en la luz nos fueron explicando, con total humildad y gentileza, como eran sus civilizaciones, como vivían allá en sus planetas, y como habían atravesado ellos también duras pruebas, las mismas que estamos atravesando ahora nosotros, en el mismo camino de la Evolución hacia lo Superior.

Y sobre todo nos enseñaron a ver las cosas terrestres con una visión cósmica, mucho más amplia, animándonos a romper esquemas mentales cristalizados, dogmatizados, corrompidos o desvirtuados, y a mirar más allá de la simple percepción sensorial. En ese dialogo tuvimos que aceptar tanto las grandezas de la humanidad como los profundos errores que hemos cometido y seguimos cometiendo con total alevosía contra los propios seres humanos, contra los demás seres vivos que nos acompañan (vegetales, animales y quizás otros) y contra el bello planeta que nos sustenta.

Nos confirmaron lo que básicamente todos los grandes Maestros de la tierra (Jesús, Buda, etc.) siempre han dicho; que Dios existe, que el ser humano es un ser espiritual con varios cuerpos o vehículos, que la vida consciente sigue más allá de la muerte física y que en este planeta se evoluciona todavía a través de la reencarnación, o sea un espíritu o esencia viviendo en sucesivos egos.



Dirección de correo electrónico:

movimientotierraluz@gmail.com


8 de diciembre de 2018

Canalizaciones de civilizaciones hermanas y un arcangel.



Canalización de algunas civilizaciones de otros planetas (recibido por canalizadores de Misión Lumínica). Diciembre 2018.

A lo largo de estos años hemos recibido la bendición de poder canalizar, a través de hermanos misioneros que pueden hacerlo); con los que estamos profundamente agradecidos. Aquí entregamos un material sencillo pero muy útil; se trata de mensaje de algunas civilizaciones y la de un arcángel que nos acompañan en este proceso evolutivo.

La civilización Virgin que ha dado origen a los pueblos originarios de América Latina; la civilización Matajarashi que coordina el proyecto humanidad en la Tierra; 
Antares una civilización lejana que convive con luz y sombras y que nos deja un importante mensaje de convivencia.
Un Arcángel  lleno de luz y amor que nos hace una propuesta








Civilización Virgin
Mi nombre es Malu, soy representante del pueblo Virgin.
Para mí es un honor estar comunicándome con ustedes y con todos mis hermanos aquí presentes.
Somos siete pero me comunicare yo. De los 7, seis de nosotros ya hemos encarnado en este planeta en los pueblos originarios.
Estamos aquí de visita vivenciando los cambios energéticos tan particulares de este planeta.
Hace 700 años terrestres que desencarne por última vez en la Tierra y volví a mi civilización de origen: los Virgin.
Los pueblos originarios entre los que convivimos hace poco tiempo que terminaron su liberación. La historia de los pueblos originarios despierta distintas opiniones; es verdad que hubo mucha crueldad pero son los ritmos naturales del planeta y todo ayuda al aprendizaje.
Los pueblos originarios estuvieron para aprender y dejar una enseñanza. Enseñar lo que es la naturaleza y aprender a ser la naturaleza.
A este último estado no se puede llegar si antes no se vive lo que nos está pasando.
La humanidad aún tiene mucho que aprender y dar como humanidad. El primer paso es la identidad.
Cuando un ser es un niño esta despreocupado del exterior, luego viene la adolescencia y empieza la rebeldía. Después llega la madurez y el equilibrio.
El planeta se encuentra en la etapa de la rebeldía, los seres destruyen y hacen mal uso del entorno. Ríos contaminados, alimentos escasos, pocas personas que tienen mucho y muchas que tienen poco. La mala distribución la riqueza.
Los tiempos pasan y los pueblos aprenden de ellos mismos. El verdadero aprendizaje viene del interior de la tierra, saberse uno con el todo, no hay diferencia entre un ser y toda la creación.
Pregunta de un asistente del encuentro: Algunas personas tiene miedo de lo que sucederá, que piensan ustedes de eso?
Respuesta. – Los miedos son los abrazos que seguimos dando con el pasado, y por eso no nos permitimos avanzar al ritmo adecuado. Lo primero que tiende a hacer una persona es abrazarse con el futuro. Pero entonces se da cuenta que el abrazo no está ni para atrás ni para adelante y empieza a abrazarse a sí mismo en el aquí y el ahora.
La identidad es una cuestión principal. Yo soy ahora.
Conocerse implica renunciar al pasado y aprender que el futuro llegara a su debido tiempo.
Es en este tiempo presente que se puede unir con el todo y entonces comprender las leyes más básicas del universo. Ni pasado ni futuro porque no hay tiempo.
Todo fue, es y será al mismo tiempo. Cada cual en su camino ha sido asignado con tareas que vienen cumpliendo. Ningún camino esta cruzado todos los caminos conducen al mismo final.
Ya somos uno con el todo lo que nos falta es darnos cuenta.
Es todo lo que quería decirles espero que lo que quede de este año sea el momento en el que tomen posesión de sí mismo y de lo que les rodea.

Civilización Matajarashi
Mi nombre es Tabendu, provengo de la civilización Matajarashi, para mí es un honor estar por primera vez en una canalización.
El día de hoy estamos hermanos de distintas civilizaciones, todos reunidos compartiendo estos momentos tan importantes y nos llena de orgullo ver tantos hermanos de civilizaciones unidas en este lugar.
Por eso saludamos a nuestros hermanos de civilización aquí presentes nos sentimos muy felices de las tareas que llevan adelante.
Actualmente tenemos representantes en la Tierra trabajando en la Confederación y otros encarnados.
Tenemos dos representantes de civilización para la tierra encarnados pronto a desencarnar.
Ninguno de ellos está en el país, uno de ellos vive en EEUU y tiene un importante puesto político y el otro vive en un país europeo y no tiene cargo de poder político.
Los dos tienen avanzada edad y pronto volverán a su origen, eso nos dejara sin representantes en el planeta tierra.
Pregunta.- que hay en el Himalaya?
Respuesta.- Los Matajarashi usamos algunos sitios en el planeta para concentrarnos. Eso es el Himalaya un centro de concentración. En este momento no estamos ahí, pues a nosotros nos cuesta adaptarnos a las vibraciones planetarias.
Participamos de este proyecto con entusiasmo pero como en todo planeta en evolución implica vibraciones energéticas muy bajas  y venimos para experimentar estos cambios porque en nuestro planeta ya no son posibles.
Por ultimo nos gustaría dar una recomendación, lo único que funciona en estos momentos es la no resistencia.
Muchas personas definen recetas de cómo hacer las cosas pero lo mejor es no resistirse, Lo mejor es aceptar los cambios, convivir con ellos.
Civilización Antares
Soy Sanja pertenezco a la civilización Antares.
Somos una civilización que actualmente no se encuentra decidida entre la luz o las sombras.
Alguno se sientes más cercanos a la Luz y otros a las Sombras. Esto provoca grandes conflictos al interior de nuestra civilización. Muchos deciden venir de misioneros a la Tierra.
En el planeta Tierra hay 43 hermanos de civilización encarnados diseminados por todo el planeta, aun no se ha logrado contacto entre ellos. Esperamos que con el salto vibracional estas almas se unan de alguna manera para volver  juntos.
Antares no se encuentra cercana o visible al planeta Tierra, se encuentra en otro sistema galáctico.
La misión ultima de los seres es encontrarse a si mismos.
En el universo hay dos mitades; hay seres de luz y otros de no luz.
Debe existir un punto en el que podamos convivir sin hacernos daño uno al otro.

Canalización de un arcángel
Me  gusta volver a encontrare con mis hermanos.
Agradezco a todos ustedes por canalizarnos y percibirnos.
Me he sentido en este tiempo muy conmovido por las reacciones que se visualizan en este planeta.
La heterogeneidad en la manera de vincularse es tan vasta que muestra que este es un lugar lleno de diversidad, de formas de vida, de pensar, de sentir.
Están los extremistas, los que no se sabe que piensan, las personas que se dedican a hablar y a escuchar, los que están convencidos y los que tienen muchas posibilidades. Todos en sus formas particulares de vivir, todos están viviendo. Cada cual interpreta y le da el significado que quiere.
Cada cual le da un significado propio al salto vibracional.
El momento es ahora. Hay una única postura que les ruego acuerden, la vida esta para ser vivida. La vida implica sufrimiento, dolor; esa es una parte de la vida; la otra es el amor.
La vida también es un trámite de saldamiento de deudas kármicas. Y esta enseñanza es algo propio en el salto vibracional.
La existencia y el aprendizaje llevan vienen de siglos y siglos atrás.
Cada uno tiene vidas en este planeta y han sumado aprendizaje para legar al hoy.
El salto vibracional es solo un peldaño de esta escalera que ustedes están transitando.
El proceso se hace más consciente ya no es mecánico.
Más y más gente contempla la belleza de la vida y comprende que cada uno ha elegido cada vida y sus actividades en consecuencia.
Antes de retirarme quisiera proponerles que tengan como reto el disfrute y dediquen un tiempo cada día a esas actividades y a esos momentos.
Es una tarea que requiere concentrarse en las cosas que nos gustan y en sus gratificaciones.
Saludo a ustedes y espero que sigamos encontrándonos.






3 de noviembre de 2018



Estamos actuando todos los días para acercarnos cada vez más a la Luz, un camino que involucra el amor incondicional, el perdón, la comprensión de uno mismo y de los demás, la comprensión del proceso de la humanidad y del planeta en un todo mayor que es cósmico. Imaginamos un mundo donde ya no exista la desigualdad y donde desde la diversidad se pueda convivir en paz y armonía.
Nos esforzamos por realizar los cambios interiores necesarios para que la luz emane de nosotros y con eso llegar a integrarnos con la luz de todos en uno solo. Una serie de acciones que todas juntas podrían llevarnos a cumplir estos sueños.
Y nos preguntamos; con eso basta? Como es que la humanidad dará el salto hacia la luz?
Estas preguntas las hemos hecho todas las veces que nos duele la concentración de poder, el alejamiento  del ser humano de su verdadera esencia, o la destrucción planetaria entre otras.
Será posible una civilización donde cada uno aporte lo que tiene por capacidad y tenga lo que necesita, donde el desarrollo humano sea el centro y el amor la moneda de cambio. Un lugar donde no existan las mercancías y no seamos esclavos del consumo y donde seres humanos, animales y naturaleza convivamos como uno solo.
Utopía romántica o posibilidad real?
Dicen los estudiosos de estos temas que cuando muchas luces se encienden llega un momento que de su acumulación dejan de ser una sumatoria para dar el salto cuántico. Será posible?
Es que la humanidad podría dar ese salto sin ayuda de algún poder estratégico, logístico y armado?  Se me hace muy difícil pensar que los diferentes poderes lo depusieran ante la sola presencia de la luz.
Estas preguntas seguramente las hemos hecho o las hemos pensado. Parecen no tener respuesta por ahora. Lo que nos queda, mientras tanto es continuar nuestro camino.
Aquí otro tema; nuestro camino. Por dónde caminamos?  Ante nosotros suelen aparecer opciones, cruces de caminos donde tenemos que definir y optar por uno de ellos. A veces esto es sencillo pero otras veces tenemos que analizar para poder tomar la decisión que creemos es la más correcta.
En realidad podemos tomar por cualquiera de los caminos, algunos atrasaran nuestro destino otras lo acelerara. Pero todos ellos nos dirigirán siempre a algún lugar.
No importa por donde avancemos siempre hacemos eso, avanzar. Aunque no lo parezca siempre estamos caminando y hacia adelante.
Y quizás aquí está el verdadero secreto, simplemente avanzar.
En la simpleza de la vida simplemente vivir, y estar presente.
Simplemente dejar que las cosas sucedan, y estar presente.
Sasha